#DesignaciónFEPADE

#DesignaciónFEPADE
24 noviembre, 2017 Raiz Digital

Luego de la cuestionada destitución de quien se desempeñara como Fiscal Especializado para la Atención de los Delitos Electorales a finales de octubre, se detonó un importante conflicto político en el Senado de la República encabezado por dos bandos: por un lado, por los grupos parlamentarios oficialistas y por otro, los de oposición.

Las distintas posiciones se vieron enriquecidas con la postura del encargado de despacho de la PGR y por la del recién destituido fiscal, de quienes además se esperaba su comparecencia. No obstante, antes de que ello ocurriera, el fiscal depuesto renunció a la posibilidad de defender sus intereses ante el legislativo, lo que derivó en el no ejercicio del derecho constitucional del Senado de la República de objetar dicha remoción y, como consecuencia, la Cámara de Senadores tuvo la obligación de emitir una nueva convocatoria para designar a quien ocupará la vacante generada.

El 9 de noviembre la Junta de Coordinación Política (JUCOPO) aprobó la convocatoria para designar nuevo Fiscal Electoral; sin embargo, no fue sino hasta el 16 de noviembre que, con una apretada votación del Pleno del Senado de la República, finalmente fue aprobada la convocatoria en sus términos actuales.

En principio podemos destacar dos cosas: una positiva, es que la postulación podrá realizarse de manera individual o a través de universidades, asociaciones civiles, ONG´s u otros organismos, y otra que genera preocupación, pues la mayoría en el Senado determinó eliminar la restricción para quienes hayan desempeñado cargo de representación o dirigencia partidista en los últimos 6 años. Con ello, a priori, se da un importante golpe a la independencia y autonomía de la fiscalía frente a los actores políticos.

Los requisitos para participar en el proceso de designación se encuentran los siguientes:

  1. Ser mexicano(a) por nacimiento y encontrarse en pleno ejercicio de los derechos políticos y civiles.
  2. Tener 30 años al día de la designación.
  3. Tener título que acredite la licenciatura en Derecho con al menos 5 años de expedición.
  4. Gozar de buena reputación y no haber sido condenado/a por delito doloso.
  5. Acreditar conocimientos y/o experiencia en materia de derecho electoral y de investigación de ilícitos penales.

 

Quien busque ser Fiscal electoral, deberá entregar un ensayo cuyo desarrollo debe asociarse a la prevención, investigación, persecución y sanción de delitos electorales.

Más allá de los requisitos de elegibilidad, existen otros aspectos que en nuestro concepto resultan preocupantes en un proceso de designación tan relevante para la gobernanza electoral mexicana, especialmente considerando que se encuentra en marcha el Proceso Electoral Federal y buena parte de los 30 procesos electorales locales.

  • Temporalidad: A menos de un mes de que se clausure el periodo ordinario de sesiones de la Cámara de Senadores se emite la Convocatoria, por lo que los plazos para el desarrollo del proceso de designación son, por decir lo menos, apretados. De acuerdo con la experiencia de otros procesos de designación, contar con poco tiempo para poder desarrollar cada una de las etapas, valorar integralmente a las y los aspirantes, y llevar a cabo la designación con los acuerdos políticos necesarios, es algo que incide inevitablemente en la calidad del nombramiento.

 

  • Certeza: La convocatoria carece de criterios de evaluación definidos, únicamente indica que será la Comisión de Justicia quien acuerde el formato y metodología para la evaluación de quienes aspiren al cargo. Como lo hemos visto en otros procesos como el de consejeros y consejeras electoral del INE, establecer los criterios de evaluación posteriormente a la emisión de la convocatoria y entrega de la documentacion por parte de las y los aspirantes, afecta gravemente la certeza del proceso. Adicionalmente, cabe señalar que como ha ocurrido en el caso de la designación de magistrados y magistradas electorales, el trabajo de la Comisión de Justicia del Senado no es vinculante, por lo que la designación permanecerá en la discrecionalidad de la JUCOPO y luego del Pleno del Senado.

 

Por otro lado, la convocatoria es omisa en la identificación del periodo por el que se pretende designar al nuevo fiscal, lo cual es fundamental conocer, pues si bien el contenido de la Reforma Constitucional de febrero de 2014 señala que el periodo por el que fue designado Santiago Nieto Castillo concluye en noviembre de 2018, por cuestión de certeza es deseable que desde un principio se determine si a la persona que se designe solamente concluirá el periodo que quedó vacante; es decir, sólo será fiscal electoral durante el proceso, lo cual podría ocasionar que sea una designación a modo, o permanecerá en el cargo pues se nombrará para un periodo novedoso. En este aspecto, todavía ronda el fantasma de la designación de los magistrados electorales de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, a quienes una vez nombrados les modificaron el periodo bajo un cuestionable argumento sobre la independencia judicial que relacionaron con la temporalidad en la duración del cargo.

Transparencia: A pesar de que en la convocatoria se requieren documentos en versiones públicas (que pudiera sugerir su publicación), no existe elemento alguno que vincule a las autoridades del Senado a dar a conocer la información del proceso a la opinión pública.

Participación ciudadana: En la convocatoria se establece un mecanismo de participación ciudadana, el cual se limita a la postulación de aspirantes, dejando de lado la posibilidad de que instituciones y organismos independientes al Senado de la República contribuyeran en forma alguna en el resto de las etapas, como ha ocurrido en otras designaciones.

En términos generales, la convocatoria no busca garantizar que la designación se realice a la brevedad, y mantiene la designación en el terreno de la discrecionalidad que raya en la arbitrariedad. Se advierte como negativa la politización que se ha buscado hacer del tema desde la remoción de Santiago Nieto Castillo como fiscal, hasta el proceso de designación.

 

Tal y como lo hemos venido realizando en procesos de designación de algunas otras autoridades electorales, buscaremos poner a discusión los distintos perfiles que en su momento sean registrados como aspirantes. La #DesignaciónFEPADE se suma a las designaciones de un magistrado de la Sala Regional Especializada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y a la de magistrados y magistradas de 15 Tribunales Electorales Locales, en donde el Senado de la República no ha cumplido con su obligación constitucional de realizar tales designaciones electorales en tiempo y, por lo tanto, existe una omisión legislativa de nombrar a funcionarios electorales.

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*